Después de consagrarse ganadora de Bailando por un sueño 2008Pampita regresó con una participación especial al certamen. La jurado acompañó a Hernán Piquín Macarena Rinaldi en la salsa de a tres y a penas pisó la pista dejó sin aliento a todos con el vestuario ultra sexy que llevó. ¡Y no fue la única que se destapó!

Vestida con una diminuta bikini dorada, Pampita se llevó todas las miradas y terminó brillando aún más a la hora del baile. ¿El resultado? ¡Perfecto! 30 puntos.

Quien no quiso perderse la actuación de su novia fue Pico Mónaco y por pedido de Tinelli, terminó sin remera, luciendo sus súper abdominales. “Me reconforta no tener que volver al circuito. ¡No me van a decir nada!”, lanzó el extenista, antes de quedarse (casi) sin ropa. Mientras que Pampita, lejos de mostrarse celosa, incentivó a que su novio cumpla el pedido del conductor. “¡Es una bomba, no se puede creer!”, gritó, orgullosa.