El presidente electo de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, se reunió en la Casa Blanca con el mandatario Barack Obama para preparar la transición de poder, que tendrá lugar en enero.

Al término, ofrecieron un encuentro con la prensa, en el que Obama reveló que mantuvieron una “excelente conversación”. “Debemos unirnos y trabajar juntos, no importa a qué partido pertenezcamos”, resaltó. Por su parte, Trump declaró que “ha sido un gran honor” y que quiere que el demócrata “lo aconseje”.

A bordo de su avión, en el que se lee su apellido en grandes letras, Trump aterrizó en el aeropuerto Ronald Reagan de Washington DC y desde allí se dirigió a la que será su residencia y sede de su Gobierno en poco más de dos meses.

La reunión entre Obama y Trump tiene lugar en el Despacho Oval. La entrada del republicano a la Casa Blanca se produjo por la llamada pradera sur del complejo, lo que impidió a las televisiones captar imágenes del presidente electo a su llegada.

Obama garantizó el miércoles que la transición de poder a su sucesor será tranquila pese a las “significativas diferencias” que los separan.  

A su vez se reunieron las esposas de Obama y Trump, Michelle y Melania, respectivamente.

 

Fuente: Santafeadiario/Ambito