El nuevo Jefe de Policía, Marcelo Villanúa, fue puesto en funciones ayer en Rosario, en un acto presidido por el gobernador Miguel Lifschitz.

En sus palabras, Villanúa agradeció la confianza para tal puesto y despidió con gran respeto al jefe saliente Amaya.

En diálogo con la prensa, el flamante jefe policial habló de varios temas y, consultado sobre la lucha contra las bandas narco, dijo: “No vamos a parar hasta detener a cada uno de los integrantes de las bandas”-