Mónica, pareja de Alfredo, quien recibió el llamado y luego la visita del Presidente relató que este sábado fueron visitados por el ministro de Seguridad de Santa Fe por las “agresiones constantes” que sufren en su puesto de trabajo.

Luego de mandarle una carta al presidente y recibir su llamado y después su visita, se convirtieron en un “centro de atracción” para quienes circulan por el cruce de la ruta 18 con los accesos de Uranga y Acebal. “Hay gente que nos insulta todos los días después de haber recibido a Macri”, dijo la mujer.

Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad provincial, asistió al puesto de tortas asadas el pasado viernes. “Pudimos contarle que nos insultan todos los días. A eso se suma que ya fuimos agredidos por un vecino y que nos rompieron el carrito con el que trabajamos”, comentó Mónica.

“Vino a ponerse a disposición y a preguntarnos qué necesitábamos”, relató la esposa de Alfredo en relación a la presencia de Pullaro.

Por su parte, Pullaro decaró en redes sociales: “No demos lugar a los que usan la violencia para expresar diferencias.”

Fuente: Rosario3