La visita del presidente Alberto Fernández el sábado a Rosario, para la celebración del Día de la Bandera, quedó en suspenso, revelaron fuentes del gobierno nacional. La complicada situación que atraviesa el Area Metropolitaba de Buenos Aires (Amba) llevó al jefe del Estado a revisar el anuncio que hizo el sábado, cuando confirmó su presencia en la ciudad el 20 de junio. “No es definitivo aún pero todo indica que no viajará”, dijo una fuente de la Casa Rosada consultada por Rosario3.

Durante los últimos días se desató una campaña en redes sociales para pedir que a Fernández se quede en Buenos Aires, ante el temor de que la movilización que implica un viaje presidencial ponga en riesgo la buena situación epidemiológica que atraviesa la ciudad en cuanto al coronavirus.

Polémica por la visita presidencial: un clásico del 20 de junio que se reedita con formato covid-19
Este martes funcionarios municipales y el ex gobernador Miguel Lifschitz se manifestaron a favor de la llegada de Fernández, con la elaboración de protocolos para minimizar los riesgos.

La idea era realizar un acto solo con funcionarios y sin público en el Monumento a la Bandera y que el jefe del Estado viajara con una comitiva mínima.