No obstante, Nelson siempre tiene tiempo para dedicar a su cultura y al encuentro con los vecinos. Se realizó el acto oficial cerca de las diez de la mañana y se dejó inaugurado el homenaje a los fundadores con dos bustos que fueron colocados el día anterior.

fundadores nelson

Según cuentan los nelsenses, los terrenos sobre los cuales se levanta en la actualidad el pueblo de Nelson, a mediados del siglo XIX, formaban parte de los bienes de Julián Doldán como consecuencia de una operación comercial formalizada con Bernardo Cabrera. A la muerte de Doldán, sus tierras que fueron conocidas como Paraje Cabrera en recuerdo a su anterior propietario, se dividieron en tres partes iguales entre sus hijos, Luis, Aurelio y Eleodoro, quienes recibieron las partes Norte, Centro y Sur, respectivamente.

Aurelio Doldán, destinó buena parte de sus tierras a la colonización, fundando con ese fin una colonia a la que le colocó el nombre de Colonia Doldán. Si bien la misma significó una identificación del espacio físico, no tuvo existencia legal debido a que su fundador no sometió los planos a la aprobación del Gobierno Provincial, sumándose a ello el hecho de que a pesar de la venta de algunas concesiones, la colonia no prosperó en la forma en que lo hicieron otras en el contexto provincial. No obstante lo apuntado, su nombre perduró entrado el siglo XX, como queda evidenciado en algunos documentos relacionados con la apertura de caminos en la zona.

En otro orden, en el último cuarto del siglo XIX, más concretamente en el transcurso de la década de los ochenta, se producía la construcción del ferrocarril a Reconquista que, partiendo de la ciudad capital, atravesaba la parte este de la Colonia Doldán para llegar a la actual cabecera del departamento General Obligado (Reconquista), no sin antes unir con sus rieles a otros centros agrícolas de creciente importancia. Sobre el escenario proporcionado por la Colonia Doldán y a la vera del Ferrocarril Provincial que unía a Santa Fe con la localidad de Reconquista, surgirían casi al finalizar la citada década, dos localidades que con el correr del tiempo darían origen al pueblo de Nelson.

El 27 de junio de 1889, José María Aragón compra a Aurelio Doldán varias parcelas de su propiedad, haciendo lo mismo, días más tarde, Don Ignacio V. Cullen. Ambos con el mismo objetivo: la fundación de un pueblo en terrenos de su propiedad En 1889, pero en distintos momentos Don José María Aragón e Ignacio V. Cullen, solicitaron individualmente, la fundación de sendos pueblos. El Superior Gobierno Provincial concedió al primero de los nombrados el permiso respectivo el día 12 de Julio de 1889, imponiéndosele el nombre de Manuel Gálvez. Y al no existir impedimento legal alguno para fundar un pueblo a solamente 20 metros de otro, el Superior Gobierno accede a la petición de Ignacio Cullen el 30 de Mayo de 1890, pueblo que nombró Delicias.

Ambas localidades comenzaron su crecimiento impulsada por el ferrocarril, lo que obligó a la organización institucional de ambos pueblos. Por tal motivo, el gobierno provincial decretó el 11 de Octubre de 1892 la creación de una Comisaría en la localidad de Manuel Gálvez y el 30 de abril de 1893 un juzgado de paz.

A estos dos organismos se le agregó, la Comisión de Fomento, creada el 7 de Abril de 1903, instituciones que en su conjunto se instalaron en Manuel Gálvez, aunque incluyendo en sus jurisdicciones a Delicias, al que le brindaron idénticos servicios. Todo esto pone en manifiesto la creciente importancia del pueblo Manuel Galvez por sobre el pueblo Delicias, al que terminó por absorberlo y anular su proyección como centro urbano independiente. Si embargo esta concentración de funciones en el pueblo Manuel Galvez, no se tradujo en un inmediato predominio de su nombre.

Las instituciones, como la Comisión de Fomento, el Juzgado y demás oficinas públicas llevaron el nombre del pueblo fundado por José María Aragón, situación que determinó que la localidad fuera llamada indistintamente por ambas denominaciones, pero con el correr de tiempo, el nombre Delicias fue perdiendo vigencia.

A pesar de ello, las confusiones continuaban, debido a que la estación del ferrocarril con destino a Reconquista, llevaba el nombre de Nelson, fue por ello que desde el seno de la comunidad, las autoridades comunales elevaron en 1918 una nota al gobierno provincial, solicitándole la autorización para cambiar el nombre de la comisión de fomento por el de Nelson, coincidente con el nombre de la estación y por el que principalmente se distinguía al pueblo.

El 7 de julio de 1918, tomando en consideración la petición elevada por las autoridades comunales, el Poder Ejecutivo resolvió autorizar a la Comisión de Fomento para que cambie su nombre, por el de Nelson. No obstante ello, a los fines legales la localidad siguió llamándose Manuel Gálvez, con lo cual continuaban generándose inconvenientes y confusiones de diversa índole. Para finalizar con esta ambigüedad en el empleo de la denominación con que debía identificarse al pueblo, sus autoridades realizaron en el año 1968, una consulta entre los habitantes del lugar, quienes debieron optar por uno u otro nombre, decidiendo la mayoría de los convocados por el de Nelson.

Luego de esta decisión por los habitantes del pueblo, la Comuna elevó con una nota al Gobierno Provincial para que autorizara el cambio solicitado, el cual 3 años más tarde y mediante decreto del Poder Ejecutivo dispuso autorizar que el pueblo de Manuel Gálvez también lleve el nombre de Nelson.

Es importante destacar que el nombre de la estación del ferrocarril, fue otorgado en honor al recuerdo de un buen santafesino, el comandante Nelson que era jefe de fronteras con asiento en San Pedro, en honor a sus buenos y muchos servicios prestados a la provincia.