Cinco presos del pabellón de “ofensores sexuales” fueron quemados en el sector de jaulas del pabellón 23 de la cárcel de Piñero. Según fuentes del Servicio Penitenciario, el hecho ocurrió cerca de las 9.30 de la mañana, minutos después de que se gestaran incidentes en ese sector, donde los internos habrían simulado un conflicto por la entrega de paquetes para atacar a los cinco presos. Pero el lunes los presos de ese sector no recibían los víveres que les envían sus familiares. Por orden del fiscal Gastón Ávila se ordenó una pericia a los bomberos para determinar si se utilizó algún combustible para quemar a los reclusos.

Los presos atacados sufrieron graves quemaduras y este miércoles uno de ellos, Leonardo More, falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, ya que tenía el 70% de su cuerpo quemado. En cambio, Jorge Alberto Romero, alias “El Tío”, quien fue imputado en noviembre pasado por asaltar, violar y matar a la comerciante esperancina Gabriela Degiorgio, tiene el 80% de su cuerpo herido por el fuego y agoniza en el hospital. Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que otro de los presos, Claudio C. tiene el 4 % del cuerpo quemado; Bruno T. está alojado en la sala de Quemados y su situación es estable; y Horacio M., fue derivado al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, presenta quemaduras en el 20% del cuerpo y recibe asistencia mecánica para respirar.

“Se trató de una carpa. Es decir, se simuló que había un conflicto por la entrega de paquetes y minutos después terminaron cinco internos con graves quemaduras”, señaló una fuente del penal de Piñero, donde analizan si no se trató de un intento de asesinato por encargo contra Romero, un hombre de 29 años, oriundo de Recreo, que carga sobre sus espaldas con varios antecedentes por ataques sexuales.