Ocurrió en la ciudad neuquina de Plottier. Familiares indicaron que le dieron de beber la sustancia desaconsejada para consumo humano.

Un nene de 5 años murió por un paro cardiorrespiratorio en la ciudad neuquina de Plottier. Sus familiares le habrían dado para beber dióxido de cloro pese a que está contraindicado por su peligrosidad.

El jefe de atención médica del nosocomio, Rafael Palomino, dijo al diario La Mañana de Neuquén que el trágico hecho ocurrió en la madrugada de este sábado en el hospital de Plottier.

De acuerdo a lo que informa el ministerio de Salud de Neuquén, el nene ingresó pasadas la 0.20 del sábado a la guardia del Hospital sin signos vitales. Los médicos trataron de reanimarlo realizando maniobras de RCP durante 50 minutos. A pesar de los esfuerzos, el pequeño fue declarado muerto.
El dióxido de cloro, una solución al 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada. Es promocionada como una falsa cura de enfermedades desde hace mucho tiempo y ahora se lo reivindicó irresponsablemente en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

La Asociación Toxicológica Argentina alertó que no tiene ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y que representa un riesgo para la salud de las personas que la consuman. La ANMAT también desaconsejó su consumo y alertó sobre el riesgo de administrarlo.

La Organización Panamericana de la Salud, rechazó el uso de dióxido de cloro y de sus derivados para ser ingerido o inhalado o para cualquier otro uso en humanos. “Se usan para desinfectar superficies inanimadas, no para seres humanos”, dijo la OPS.