Lucho Avilés, uno de los periodistas que fue pionero en contar chimentos en la televisión televisión argentina, murió hoy a los 81 años, producto de un accidente cerebrovascular cuando estaba en el Caza y Conservacionismo, de Ombúes y avenida Cantilo, en la ciudad de Buenos Aires.

Según se pudo reconstruir, el Avilés estaba almorzando en el lugar, cuando comenzó a sentirse mal y fue al baño donde se desvaneció. Enseguida se dio aviso al 911 y hasta el lugar llegó una ambulancia del SAME, que constató la muerte de quien fue uno de los decanos del periodismo de espectáculos en TV del país.

El conductor uruguayo marcó un hito en la pantalla chica con su programa Indiscreciones que tuvo dos etapa. Debutó en 1990 en Telefé y durante casi una década se mantuvo al aire pasando por diferentes canales. Luego tuvo un regreso fugaz en 2017 en la señal CN23