Leopoldo Jacinto Luque, integrante de la primera Selección Argentina campeona del mundo en 1978 murió luego de estar internado durante un mes en un hospital de Mendoza tras haber dado positivo de coronavirus.