El astrólogo Horacio Germán Tirigall, más conocido como Horangel, falleció a los 93 años. Nació el 28 de diciembre de 1927 en San Isidro y desde hacía diez años vivía en una Residencia geriátrica en Palermo.

El deceso se produjo a las 16 horas y sus familiares más cercanos lo acompañaron hasta último momento. Había sufrido una infección urinaria y esta mañana, debido a que su cuadro era irreversible, recibió la unción de los enfermos.

“Se fue en paz”, le dijo su sobrina Geraldine a Clarín. Visiblemente afectada, igual se tomó su tiempo para agradecer el cariño que recibieron hasta último momento de quienes sabían el estado de gravedad de su tío.

Horangel se convirtió en uno de los astrólogos más reconocidos de la Argentina. A lo largo de su extensa carrera, predijo varios acontecimientos relevantes ocurridos en el mundo, como el asesinato del presidente norteamericano Kennedy.

Desde 1963 publicó cada año su libro Predicciones astrológicas con el que vendió más de 30 millones de ejemplares en 46 ediciones. Hasta 2019 que fue el último que publicó.

“Mis predicciones se basan sobre el estudio y el cálculo puros. Más técnicamente, podríamos llamarlos previmetría: una ciencia ancestral que, a través del estudio de la geografía, la estadística y muchas otras disciplinas, se utiliza para anticipar sucesos a partir de la historia”, explicó en reiteradas ocasiones, para quienes querían entender su actividad.

“En 1963 mostré la carta natal de John Kennedy y un estudio donde demostraba que tenía infinitas posibilidades de ser asesinado. Al tiempo lo mataron de un balazo”, contó orgulloso en una entrevista con la revista Gente.

¡Tengo más de cuatro mil aciertos! Pronostiqué la muerte de la princesa Lady Di, con el día exacto. Además, en la carta natal del príncipe William aseguré que, pasada su adolescencia, podía perder a uno de sus dos padres.

La última: ¿nunca pensó en poner un consultorio? La gente pagaría fortunas por sus servicios… –Si lo hubiera hecho, estaría forrado en dólares. Pero mi trabajo es serio. Los horóscopos son poco serios, y lo mío está basado sobre estudios.