Municipios y Comunas recibieron una grata noticia al conocer que esta tarde los diputados sancionaron de forma definitiva la facultad para echar mano al fondo de obras menores en hasta un 50 % para gastos excepcionales, teniendo en cuenta le grave coyuntura que atraviesa el país.

Desde 2013, cada año la Legislatura autoriza a las administraciones de los pueblos y las ciudades del interior beneficiarios de esos recursos (todas las localidades, salvo Rosario y Santa Fe) a usar una parte del Fondo para atender otras erogaciones ajenas al destino original: hacer obras o comprar maquinaria e infraestructura.

Este año el bloque del justicialismo presentó muy temprano, en abril, un iniciativa en favor de permitir que la mitad de lo que reciben los gobiernos municipales y comunales (con excepción de los municipios de primera categoría) tenga otros fines.

La aprobación en la sesión del jueves 20 de septiembre llamó la atención sobre todo, tras el pedido de presidentes comunales, intendentes y dirigentes del justicialismo para usar “en un 100%” ese fondo con otros fines”.