Un niño de 5 años murió en la noche de este viernes en un incendio desatado en un complejo de cabañas ubicado en la localidad santafesina de Timbúes.

El pequeño, llamado Benjamín, era intensamente buscado desde las 23 con la esperanza de que hubiera podido escapar de las llamas al igual que sus padres.

Finalmente, en las primeras horas de este sábado, la Policía encontró el cuerpo sin vida del nene en el interior del inmueble.

El siniestro se registró por causas que se tratan de establecer en una cabaña, miembro de un complejo ubicado  en la zona de La Olla.

En el lugar trabajaron bomberos de la Unidad Regional XVII y personal de la Fiscalía de San Lorenzo.