El crack argentino decidió descansar unos días en su Rosario natal junto a su esposa y sus dos hijos.

En pleno viaje, a la altura del peaje de Campana, lograron fotografiarlo y es la primera imagen de Lio luego de su anuncio de abandonar la Selección.

Lo llamativo para muchos es que Messi tiene puesto el buzo de Argentina y, de este modo, sigue vistiendo la celeste y blanca.

¿Querrá decir algo esta imagen? ¿Se habrá arrepentido?

Todo es incertidumbre en la continuidad de Messi en la Selección mayor de fútbol porque el jugador no ha brindado más declaraciones desde que regresó a la Argentina.

Seguramente sus vecinos de Rosario le harán sentir el cariño que le tienen e intentarán torcer su decisión.

En tanto, el próximo sábado, una convocatoria en las redes pretende darle apoyo y gritar en masa “No te vayas Messi”