En la manifestación denominada 27F, que sectores opositores habían convocado por las redes sociales, depositaron frente a Casa Rosada bolsas mortuorias con los nombres de las personas que se vacunaron de manera irregular o estratégicamente.

La macabra protesta generó repudio de varios sectores y hasta el mismo Alberto Fernández publicó un duro mensaje: