Este sábado, 500 personas participaron de la manifestación “Rosario quiere trabajar”. Se oponen al cierre de actividades desde las 19:30 durante 14 días.

La manifestación fue organizada por empresarios gastronómicos, del corredor Pellegrini y de Pichincha, y se sumaron titulares de gimnasios, salones de fiesta (hasta el Sapo Pepé dijo presente), jardines maternales y canchas de fútbol 5, según informó el periodista Juan Cruz Funes desde el lugar.