Este viernes a las 14, familiares y amigos de Francisco, el pequeño de 11 años que perdió la vida en un accidente el pasado lunes, se conccentrarán en Tribunales para reclamar Justicia por la muerte del menor.

El lunes 13, Francisco volvía en el auto con sus padres de la casa de un amigo, cuando un Toyota Etios, conducido por un kinesiólogo de 37 años, los chocó desde atrás a alta velocidad en Ángel Cassanello al 2200. Por el fuerte impacto, el niño terminó con heridas fatales y falleció en la madrugada del martes en el Hospital de Niños.

En tanto, el acusado de su muerte fue imputado por el delito de homicidio simple con dolo eventual, y como medida alternativa, homicidio culposo.