El presidente Mauricio Macri tomó juramento hoy al nuevo canciller, Jorge Faurie, y despidió con elogios a Susana Malcorra, a quien elogió por su año y medio de gestión al señalar que “en muy poco tiempo, la Argentina ha logrado un nivel de visibilidad, apoyo y entusiasmo en el mundo que fue único en la historia de nuestro país”.

Una vez comenzada la ceremonia, Macri interrumpió unos minutos la formalidad del protocolo para formular distintas definiciones sobre la saliente canciller, los desafíos de la integración de Argentina en el mundo y nuevos cuestionamientos contra la “mafia de los juicios laborales, además otorgar pasajes de humor y complicidad con su nuevo ministro, a quien le tocará transformar las “demandas” que hay sobre el país en “hechos concretos”.

Por su parte, Faurie dijo que su tarea estará orientada a lograr “una mayor inserción de la Argentina en el mundo”, y que trabajará básicamente en la continuidad de las políticas que el presidente Macri pidió impulsar desde un inicio a la ahora ex canciller Malcorra.