El presidente Mauricio Macri sufrió este miércoles una leve descompensación en Ecuador a raíz de la altura de la ciudad de Quito, que tiene se ubica a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar.

Macri llegó a esa ciudad temprano este miércoles para asistir a la ceremonia de asunción del flamante presidente ecuatoriano Lenín Moreno, sucesor de Rafael Correa.

Lo afectó la altura y le tuvieron que dar dos té de coca”, confirmó una alta fuente de Casa Rosada a ámbito.com.

En un comunicado difundido por Presidencia minutos antes de las 17 se informó que tras sufrir “una leve descompensación” el mandatario “fue invitado a trasladarse a una sala contigua, donde un médico local y su médico personal le dieron de beber té de coca y le indicaron que comiese frutas” tras lo cual Macri pudo volver a participar de la ceremonia.

“Antes del almuerzo fue nuevamente revisado por los facultativos que, al observar que no había recuperado los niveles de presión y que continuaba con síntomas de cansancio y molestias, le indicaron descanso” señala el comunicado que indica además que “en estos momentos el presidente se encuentra descansando en el hotel en que se aloja en Quito”.