Miguel Ángel Pichetto será el compañero de fórmula de Mauricio Macri, según reveló hace instantes el mismo presidente.

Macri se reunió innumerables veces en el año con Miguel Ángel Pichetto. Ya se han publicado los profusos elogios que el Presidente le dedica al senador peronista. Con un eje fundamental: defiende al Gobierno mejor que varios de los propios.

Y no solo en la esgrima cotidiana, tanto en el Senado como en radios y tevé, sino como hizo dos meses atrás, en Washington, delante de operadores e inversores neoyorquinos. Eso, dicen, terminó de convencer a los que se resistían a llevar a un peronista en la fórmula.

En el Gobierno aseguran que el nombre del rionegrino se propuso ante el planteo del radicalismo para ampliar la coalición de gobierno. El lunes y tras asegurarse su reelección en Jujuy, Gerardo Morales criticó la estrategia electoral de Cambiemos y, en una entrevista con Clarín, lanzó: “Me gustaría que fuéramos a las PASO con alguien del peronismo”.

La negativa del radical Ernesto Sanz a sumarse a la fórmula con Macri, habría precipitado las negociaciones con Pichetto que ya venía dando señales de acercamiento al Gobierno. “El proceso del presidente Macri culmina en el 2023”, dijo anoche en el programa Odisea Argentina en LN+. Días antes había declarado que en un supuesto balotaje entre Cambiemos y el Frente Patriótico, votaría por Macri.

 

Para este cierre con el peronista nacido en Banfield pero radicado políticamente en Río Negro, Macri y Peña habían recibido el visto bueno de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, el resto de los integrantes de la mesa ultra chica del poder actual.

Pero además, ese núcleo aceitó el acuerdo del resto de sus aliados: los principales dirigentes de la UCR y Elisa Carrió, ya dijeron que no objetarán a Pichetto como compañero de fórmula de Macri.