El mandatario admitió que a la población “le cuesta entre un 5 y 10 por ciento más llegar a fin de mes, porque ahora se pagan cosas que antes no se pagaban” y sostuvo que lo “desespera” que “los que hicieron” las “cagadas” y “se robaron el país” en el gobierno kirchnerista “sigan caminando por las calles”.

Además, Macri cuestionó que “hay una cantidad de empresarios vivos que cada vez que hay 2 de inflación, te enchufan 4 y por las dudas te enchufan 8”.

El jefe de Estado también le reclamó a los jueces que “tienen que decir a los argentinos quiénes de los que se fueron, robaron, porque hay un montón de denuncias”, por lo cual criticó que hay magistrados que “dan vuelta”, ya que pasó “un año y medio y no empezó el juicio oral de ninguno”.

Macri realizó estas declaraciones durante una conversación telefónica que mantuvo con un hombre que le envió una carta planteándole la problemática de los precios por la inflación.