El presidente Mauricio Macri sostuvo hoy que “no hay un Estado mágico” que proporcione “una solución mágica” para los problemas de la Argentina y ratificó que el rumbo elegido por el Gobierno “es con certeza el camino correcto, más allá de las dificultades del presente”.

Macri dijo que el Gobierno ha generado “un shock de realidad para muchos argentinos” a partir de las medidas que adoptó para cambiar la situación del país en forma definitiva y dejar atrás décadas de inestabilidad y de “modelos autoritarios”.

“Nosotros estamos acá porque reflejamos una parte de los argentinos que decidió decir basta”, añadió, y apuntó que “lo que vinimos a hacer es decirle a un montón de gente que ahora hay un lugar distinto y una variedad increíble de oportunidades para el país”.

El presidente habló hoy al encabezar junto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, una reunión ampliada del gabinete provincial en la Casa de Gobierno de La Plata, a la que asistieron el secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando de Andreis, funcionarios locales y legisladores de Cambiemos.