Las medida de fuerza se realiza hoy martes y mañana miércoles. El Gobierno insistió con la cláusula de actualización salarial con condicionamientos o un acuerdo parcial, pero desde Festram rechazaron la oferta del Gobierno y ratificaron el paro.
Los trabajadores municipales de toda la provincia de Santa Fe realizan desde hoy un paro por 48 horas en rechazo a la nueva propuesta salarial ofrecido por el Gobierno en el ámbito de la negociación paritaria llevada a cabo este miércoles en la sede rosarina de la Gobernación.

La medida de fuerza se realiza como respuesta a la oferta oficial, donde la administración provincial insistió, en el marco de la Comisión Paritaria Municipal, con establecer una cláusula de actualización salarial sujeta condicionantes macroeconómicos como la recaudación, o en su defecto, concretar un acuerdo parcial para los primeros meses de este año, alternativas que -según explicaron desde el sindicato- son opuestas a la resolución elaborada por el plenario de secretarios generales de la Federación.

“Volvimos a reiterar a los intendente que Festram planteó en su momento adoptar medidas de tipo institucional para preservar las finanzas municipales del impacto de las medidas del Gobierno nacional impuestas por el FMI. La falta de consideración de estas propuestas hoy se ve en la mesa de negociación paritaria con ofertas salariales que implican hacerle pagar a los trabajadores el ajuste de estas políticas”, explicó Leoni al respecto.

Además, el sindicalista ratificó que si bien se ratificó la continuidad del diálogo a la espera de propuestas superadoras, ya está confirmada la realización de la medida resuelta para el martes y miércoles de la semana próxima.

Por su parte, la secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Yamile Baclini, sostuvo que “lamentablemente no hubo ninguna propuesta concreta, no se precisaron las posibilidades de abordarse una solución para todo este año”, en declaraciones al diario La Capital.

“Lo que el gobierno estipulaba eran cuestiones parciales, donde hablaba de una posible cláusula gatillo pero a medias tintas, atada a los recursos que ingresaran. Tampoco se resolvían las cuestiones salariales de todo el año. Ante ese panorama no había qué discutir en un plenario ni con las bases”, resumió la gremialista, quien señaló además que están “abiertos al diálogo” para negociar sobre propuestas concretas.

Como representante de los gobiernos locales participó de la reunión el secretario de municipios y comunas, Carlos Torres, junto a representantes de Rosario, Santa Fe , Venado Tuerto, Rufino, Rafaela y Casilda, entre otras localidades.