Loma Negra, la principal cementera del país hoy en manos de Camargo Correa, anunció que inició el proceso de cierre de su planta de Barker, en el partido bonaerense de Benito Juárez, debido a la imposibilidad de lograr un acuerdo con el gremio local para mantenerla funcionando parcialmente.

Desde mañana, la planta operará en un sólo turno, con 24 empleados, de los cuales 17 serán los integrantes de la comisión gremial. En paralelo, se iniciarán los trámites para el cierre definitivo.

“Lamentablemente AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”, dijeron en la compañía.

La empresa había ofrecido mantener una operación más reducida, con 136 empleados, y pagar indemnizaciones de entre un 150% y 180% de lo que establece la Ley, además de mantener comodatos gratuitos de viviendas y tierras en la ciudad.