Este lunes, la policía de Llambi Campbell detectó a cuatro jóvenes, dos mayores y dos menores, que habrían perpetrado hechos de vandalismo.

Ante esta situación, los uniformados procedieron al traslado de los menores a la comisaría a la espera de que los retiren sus progenitores. Durante el lapso que los vándalos permanecieron en la sede policial, uno de los demorados confesó la autoría de los hechos.

Se los señala por romper a ladrillazos una luminaria del parque de madera e incendiar un pasacalle del colegio NSC.

Fiscalía tomó cartas en el asunto y citó a las autoridades.

Cabe recordar, que meses atrás vandalizaron la placa homenaje a los héroes de Malvinas.