El juez de Sentencia en lo Penal de Vera, Nicolás Muse Chemes, sufrió un duro revés tras el rechazo de la renuncia que había presentado semanas atrás. Se trata del responsable de absolver a un hombre que había abusado reiteradamente de sus hijas menores de edad. Ahora le espera el camino del Jury.

El decreto 2451 firmado por el gobernador  Miguel Lifschitz y el ministro de justicia y derechos humanos Ricardo  Silverstein, explica que “si se aceptase la renuncia, el proceso de enjuiciamiento que se le sigue al doctor Muse Chemes podría quedar extinto”.

También señala ese decreto que “Cómo consecuencia de ello y con el objeto de no entorpecer el funcionamiento del Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados en su tan importante labor, debe rechazarse la renuncia presentada por el magistrado”.

Por ello, el gobernador de la provincia decreta:

Artículo primero: rechácese la renuncia al cargo de Juez de primera instancia de distrito en lo penal de sentencia de los tribunales de Vera presentada por el doctor Nicolás Julio Muse Chemes, clase 1958, MI: 12.023.312, de conformidad con los argumentos expresados por el considerando del presente.

El caso data de 2011, cuando una de las mujeres, de 19 años, denunció ser víctima de abuso sexual incestuoso desde los 13 años por parte de su padre, quien además abusaba de sus hermanas. El juicio terminó con un fallo a favor del imputado, por parte del juez Muse Chemes. En 2012 la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera ratificó la sentencia absolutoria del padre que quedó firme, porque el fiscal no apeló la resolución.