El gobernador Miguel Lifschitz encabezó en Rafaela del acto por el 202º aniversario de la Declaración de la Independencia. El mandatario provincial asistió al Te deum en la Catedral San Rafael y encabezó el acto central y el desfile cívico militar.

En su discurso, Lifschitz resaltó “el valor y el coraje de aquellos congresales que, reunidos en una localidad del interior de la Argentina de hoy, se pararon frente a las potencias más importantes del mundo y las desafiaron declarando la Independencia Nacional”.

“Independencia y soberanía hoy adquieren nuevos sentidos. En un mundo globalizado como en el que estamos viviendo, se hace más importante que nunca pensar en qué consiste la independencia y la autonomía para poder integrarnos de una manera inteligente en ese mundo”, afirmó el gobernador.

“Hoy estamos en el siglo XXI, en un mundo que cambia aceleradamente, y estamos una vez más ante el desafío de pensar el país desde Santa Fe, frente a la actual crisis económica que genera incertidumbre sobre el valor del dólar, de los salarios, sobre los precios que nos preocupan a todos y que nos traen reminiscencias de otros momentos de la historia argentina”, agregó Lifschitz.

“Ajustes”

“Necesitamos recuperar un proyecto común y plasmarlo en una política económica. Nos hablan de hacer ajustes y seguramente siempre se pueden reducir gastos superfluos y hacer más eficiente la inversión pública. En eso todos estamos comprometidos y dispuestos a colaborar, pero los ajustes deben hacerse con equidad para que no recaigan siempre sobre los sectores más vulnerables de la economía y de la sociedad”, añadió.

“En este nuevo aniversario de la Independencia, pido que nos unamos al ferviente deseo de todos los argentinos de ver a un país avanzando seguro”, concluyó.

De las actividades participaron, además, el vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini; ministros del gabinete provincial, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez; el senador nacional Omar Perotti; entre otras autoridades.