Una mujer estuvo cautiva largas horas a manos de su ex concubino, sometida a golpes, puntazos y amenazas hasta que una hija logró pedir auxilio a la policía, en Granadero Baigorria.

El desenlace empezó con un llamado a la línea 911, el miércoles a las 10.30. Una chica -luego identificada como Rocío, de 21 años- pidió desesperada por una patrulla policial en su vivienda de Díaz Vélez al 1000, de Granadero Baigorria. Denunció que la ex pareja de su madre, Germán M., de 34 años, las había sorprendido en la casa y bajo amenazas con un destornillador y un tenedor, encerró a la mujer, María Cecilia, de 44 años. La chica refirió que el agresor agredió con toda clase de golpes a su madre.

Una patrulla del Comando Radioeléctrico irrumpió en el hogar y liberó a la mujer, tras superar la resistencia del violento, que fue arrestado y alojado en la comisaría 24ª, a la espera de la imputación penal.

Este fue uno de los casos graves de violencia de género registrados en las últimas horas en la región. En Arroyo Seco, la policía detuvo a un joven que atacó y quemó a su pareja con aceite hirviente.