Este fin de semana, la personal trainer de Reconquista, Fedra Feresín sufrió una brutal golpiza por parte de su novio Nicolás Cosme. Tras recobrar la compostura, Fedra pudo llamar al 911 y tomó una selfie de cómo la dejó su pareja.

Ante el llamado a emergencias, Fedra fue asistida por los médicos de guardia y su novio, el agresor, fue detenido nomás de 12 horas. La libertad de quien convirtió en sangre el rostro de la joven se debe a que la justicia ha caratulado el hecho como “lesiones leves”.

La decisión de la justicia norteña genera repudio en las redes y en asociaciones de defensa de la mujer ya que, entienden, se trató de un grave episodio de violencia de género con femicidio en grado de tentativa. Es que la víctima declaró que no es la primera vez que él la golpea.

En su descargo, Fedra Feresín, una reconocida personal trainer, cuenta que estaban cenando con otros amigos y que su novio, pasado de copas, intentó seducir a otra chica que compartía la velada. Una vez que quedaron solos, Fedra le reprochó la actitud y éste le respondió golpeándola e intentando tirarla por las escaleras.

La ONG Mumalá, Reconquista de Mujeres, emitió un fuerte comunicado contra la decisión de la justicia de liberar al violento Nicolás Cosme.