El gobernador Omar Perotti firmó en las últimas horas un decreto que podría traer polémica. A raíz de las salidas masivas a los parques que se dieron el fin de semana en Rosario y fundamentalmente en la ciudad de Santa Fe, la provincia determinó que de ahora en más, los municipios y comunas que autoricen estas actividades o que no cumplan “en forma grave” con las normativas generales de esta fase de la cuarentena, no recibirán los fondos correspondientes a la emergencia sanitaria.

Aseguran que el gobernador observó con mucha preocupación lo que ocurrió el fin de semana pasado en los espacios verdes de Santa Fe, Rosario y otras localidades. Y se quiso anticipar a la iniciativa de algunas localidades pequeñas de la provincia, que está analizando habilitar las caminatas por espacios públicos.

El gobierno firmó el decreto 420, en el que establece que a partir de ahora, los fondos que reciban en el marco de la emergencia sanitaria, van a estar supeditados al cumplimiento de todos los requisitos y hacer cumplir todas normas del aislamiento.

En resumen, si una comuna autoriza la hora de esparcimiento o no realiza el control de precios máximos, por ejemplo, es muy probable que no reciba más el dinero correspondiente a la ley de emergencia.

A través de este decreto, la provincia tiene la potestad de no girarle ese dinero. Vale recordar que al aprobarse la ley de necesidad pública, de los 15 mil millones de pesos autorizados, 3 mil millones son para municipios y comunas.