La operación al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, fue exitosa. Este jueves por la mañana el mandatario fue intervenido quirúrgicamente por una lesión en el tendón de Aquiles.

 

Las primeras informaciones indican que el postoperatorio será con reposo absoluto aproximadamente por una semana y luego tendrá agenda restringida por lo menos entre cinco y seis semanas.

El Ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías se refirió al estado de salud de Lifchitz y su cumplimiento de agenda “Más allá de que no va poder estar en actividades públicas y protocolares, si va poder estar en pocos días en su despacho en Rosario o aquí en Santa Fe teniendo reuniones fundamentalmente de equipo y atendiendo las cuestiones de gestión. Está muy activo el gobernador y de muy buen ánimo”

Por su parte, el Diputado Antonio Bonfatti sostuvo que Lifschitz “deberá cumplir con las indicaciones médicas para no sufrir a futuro”.

El accidente, la cirugía y la recuperación juegan un papel contrario en el marco de un año de elecciones dejando al gobierno provincial y al Frente Progresista con el jugador más importante fuera de la cancha, tiempo en el cual otros partidos aprovecharán al máximo.