La ministra de Educación de Santa Cruz, Cecilia Velázquez, continúa hoy atrincherada en el Consejo Provincial local por una protesta que comenzó el miércoles por la tarde en reclamo de aumentos salariales y devolución de días de paro por parte de los docentes santacruceños.

Velázquez, funcionaria de máxima confianza de la gobernadora Alicia Kirchner, se encuentra hace dos días en su despacho, aunque aclaró que “si quisiera salir podría hacerlo”.

Los manifestantes aseguran que “no quiere salir a dar la cara” ante el fuerte reclamo que mantienen los docentes.

Además, los docentes denunciaron que les enviaron una circular para que informen quienes se pliegan a los paros o podrían ir a la cárcel de 2 a 6 años.