La inflación de octubre se desaceleró al 3,3% -mucho más de lo que esperaban analistas-, sin embargo el acumulado de 2019 llegó al 42,2%, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Según analistas, los precios se desaceleraron en el décimo mes del año porque después de remarcar con fuerza tras la devaluación de agosto, los formadores de precios se quedaron con poco margen para seguir aumentando y el dólar estuvo más contenido.

La inflación resultó sensiblemente inferior a la estimada por los analistas económicos (4,2%), según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el BCRA.

La disminución de la inflación en octubre se vio impulsada, en gran medida, por los menores aumentos en el rubro alimentos: se incrementaron 2,5%, frente al 5,7% de septiembre.

Por su parte, el IPC Núcleo subió 3,8% (2,6 p.p. por debajo del de septiembre); los Precios Regulados aumentaron 2% (1,4 p.p. menos que en septiembre); y los ítems estacionales se incrementaron 2,8%, (5,7 p.p. menos que el mes anterior).

Cabe destacar que el costo de vida se desaceleró levemente luego de que en septiembre se disparara al 5,9%.

La perspectiva es otra para noviembre, ya que se notó mayor movimiento en los precios de alimentos y bebidas, de acuerdo con las empresas que realizan monitoreo de precios.

A eso se sumará el incremento previsto desde este jueves en los precios de los combustibles, ya que termina el congelamiento que había dispuesto el Gobierno aunque a principios de septiembre había habilitado un incremento del 5%.