Luego de aparecer otra vez en el ojo de la tormenta por las graves acusaciones del exfiscal Gustavo Ponce Asahad, los fiscales de la causa que investiga el juego clandestino citaron a audiencia imputativa al senador provincial Armando Traferri. No obstante, al tener fueros, podrá no presentarse.

El llamado de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra es para el viernes a las 9 en el Centro de Justicia Penal, con el fin de “hacerle saber el hecho y las evidencias en su contra y tomarle declaración, si así lo deseare”, según la notificación que le llegó.

Las declaraciones del último viernes realizadas por Ponce Asahad y que colocan a Traferri como presunto líder de la organización ilícita que recaudaba a través del juego ilegal generó una tormenta política al interior del justicialismo, y profundizó la guerra entre el gobernador Omar Perotti y su ministro de Seguridad Marcelo Sain de un lado, Traferri y el sector del Nuevo Espacio Santafesino (en el que milita la vicegobernadora, Alejandra Rodenas) del otro.

Y ahora además genera consecuencias judiciales concretas. Cabe destacar que en el marco de la causa, ya fueron apartados de sus puestos, imputados y encarcelados el propio Ponce Asahad y el fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal. En este caso fue el primero de ellos quien solicitó ampliar su declaración, detalló el funcionamiento de la red ilegal y mencionó a otros funcionarios provinciales como miembros, entre ellos a Traferri.

Los fiscales aclararon que el senador departamental de San Lorenzo está en su derecho de no acudir, aunque agregaron que la Justicia también puede solicitar su desafuero. Más temprano, había declarado no tener problemas en ir a prestar declaración si se lo llamaba. No obstante, su abogado José Luis Vázquez calificó la acusación como una “operación política” y una “actuación teatral” digitada por Sain