Históricamente, cada 1° de Agosto recurrimos a beber tres, cinco, nueve o cualquier numero impar de sorbos de caña con ruda. La tradición refiere a una ofrenda a la Pachamama pero su origen tiene distintas versiones así como la elaboración misma del brebaje.

En Condenados al éxito, Georgina García Kieffer, la santafesina cocinera de caña con ruda, dialogó con Rubén Gómez sobre el arraigo de esta tradición que resulta infaltable cada año.