Se conocieron hoy los resultados preliminares de la autopsia practicada al cuerpo de Diego Román de 12 años. El menor fue encontrado sin vida el jueves a la noche, semidesnudo en un cañaveral cercano al barrio Mocoví en la localidad santafesina de Recreo.

El examen confirmó que el cuerpo presentaba múltiples heridas de arma blanca y que fueron practicadas con diferentes tipos de elementos cortantes. Hasta el momento no se puede precisar cuántas heridas tenía con exactitud ni con cuantas armas fue atacado.

Policías y el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marchi, aseguran casi con certeza que el crimen no fue cometido en el lugar del hallazgo del cadáver, que tenía cortado los genitales y estaba completamente desnudo.

El cuerpo sin vida, desnudo, presentaba heridas de arma blanca. Se estima que la muerte data de entre 10 y 24 horas previas al hallazgo. Además presentaba heridas similares a las que podría provocar la mordedura de un perro. Se dispuso un cerco perimetral para preservar la escena. Personal de la policía de investigaciones trabajó durante todo el día de ayer donde peritó la zona. El fiscal Andrés Marchi investiga el caso.

Mientras tanto, esta mañana familiares, amigos y vecinos siguen en la sala velatoria municipal donde con profundo dolor despiden al pequeño. Sus restos fueron enterrados este sábado a las 14 en el cementerio de la localidad.