Con un fallo sorpresivo, la Cámara Nacional Electoral instó este jueves a la Cámara de Diputados a actualizar su composición actual, para dar cumplimiento a lo que establece el artículo 45 de la Constitución. Así lo dispusieron los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, al hacer lugar al planteo de un ciudadano cordobés “por encontrarse desactualizada la cantidad de diputados que se eligen por distrito“, argumentando que entonces “el valor de su voto es inferior al de los ciudadanos de otras provincias”.

El tribunal electoral aclaró que la cantidad de diputados “no necesariamente habría de variar en mucho, lo que denota lo innecesario de la modificación en la partida presupuestaria correspondiente para solventar el gasto que irrogaría la puesta en función de los eventuales nuevos cargos”.

En ese sentido, los jueces señalaron que el tribunal “no es ajeno a las dificultades económicas que circundan la realidad de nuestro país” y que por ello el cumplimiento del fallo no implicaría mayores erogaciones presupuestarias. Si bien no obliga taxativamente a modificar la actual composición de la Cámara Baja de 257 diputados -basada en el censo de 1980-, el tribunal pidió que se garantice la proporcionalidad y representatividad entre las provincias.

“La circunstancia de que la base de representación por la cual se rige la actual composición de la Cámara de Diputados de la Nación continúe siendo aquella que se determinó con los datos poblacionales de un censo realizado hace 38 años, resulta claramente anacrónica”, fundamentó la Cámara Electoral en su sentencia.

El artículo 45 de la Constitución Nacional establece que “el número de representantes (para Diputados) será de uno por cada treinta y tres mil habitantes o fracción que no baje de dieciséis mil quinientos”, agregando que “después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada para cada diputado”.

Había trascendido durante el debate de la reforma electoral que de acuerdo a esa disposición constitucional, la Cámara de Diputados pasaría a tener en el futuro a alrededor de 290 y 307 miembros, según el Censo de 2010. La cuestión había derivado, incluso, en estudios técnicos para adecuar el recinto de sesiones a fin de sumar más de 30 bancas, pero la cuestión quedó sin definición.

El fallo de este jueves, abre nuevamente el debate sobre la cuestión, justamente cuando desde el gobierno nacional se comprometieron ante el Fondo Monetario Internacional a bajar fuertemente el déficit fiscal.