Una joven de la localidad de Nelson, en el Departamento La Capital, reveló la terrible situación de violencia de género a la que era sometida durante una relación. Junto a la historia también subió una foto de cómo era herida físicamente cada vez que su pareja la golpeaba.

La víctima logró romper el ambiente de opresión en el cual se encontraba para que el mundo conozca lo que a ella le sucedía puertas adentro de ese “noviazgo”. Comienza diciendo “Nunca me animé a hablar por miedo al ‘que dirán’ de la gente” y deja en claro que la mirada de la sociedad juzga primero a las víctimas y casi nunca al victimario. Por eso lo cuenta con lujo de detalles y hasta sube una foto, en caso de que “no le crean”.

Los ejemplos de violencia de género en esa historia, sobran. “Fueron muchas cosas las que tuve que soportar siendo tan chica”, relata. Su ex novio “rompía cosas frente a mi para no tener que pegarme”, decía. Le quitaba el celular para que no pidiera ayuda y la dejaba encerrada en la pieza. El violento no la dejaba tener amigos varones y ella debía pedirle permiso para salir. “Andaba con la cabeza agachada porque no podía mirar a nadie porque lo provocaba”, dice la víctima.

Por último agrega “No se lo deseo a nadie. Nadie tiene por qué ponerle la mano encima a otra persona”. Y adjunta las imágenes recordando que “Estas fotos son de la salida de un bailable, me pegó y me rompió la nariz. Se las envié a mis amigas para que las guarden porque yo no las podía tener”.

Automáticamente, la joven empezó a recibir apoyo a través de las redes sociales. Aún se desconoce si existe una denuncia formal de tales tormentos y o de alguna imputación, por lo tanto el agresor no puede ser identificado en los medios pero sí hay grupos en las redes que piden precaución con el sujeto y denunciar cualquier tipo de violencia.