Esta mañana trasladaron a Julio López a Comodoro Py para que declare en la causa por enriquecimiento ilícito.

En su llegada a tribunales, el ex secretario de Obras Públicas de la Nación, ingresó a los gritos, pedía drogas y se golpeaba la cabeza contra las paredes. Médicos habían dicho que no sufría alucinaciones ni nada parecido, que estaba “apto para declarar”

¿Será una puesta en escena?

En la tarde del Miércoles 15 de Junio, la abogada de López, Fernanda Herrera, indicó que el exfuncionario “no está bien de salud, escucha voces, está delirando y con ataques de pánico” por lo que consideró que no podía ser indagado “en estas condiciones”.

Por el “supuesto” estado de salud del ex Diputado del Parlasur, la justicia odenó exámenes médicos que se realizaron en la Guardia del Hospital de General Rodríguez Patricio Díaz.

A Josecito, como lo llaman sus allegados, le practicaron controles clínicos, neurológicos y psiquiátricos,  con la posterior conclusión: El Señor José López, no presenta ninguna patología, está ubicado en tiempo y espacio”, por lo que “en principio, para nosotros, está apto para declarar”.

Ayer se presentó pero no declaró en la causa secundaria, por moverse con una pistola ametralladora pese a tener vencido el permiso de posesión.

En tanto, hoy comparecerá ante Rafecas, en el marco de la investigación por enriquecimiento ilícito, según confirmó la abogada defensora.