El hecho sucedió esta mañana, cuando se montó un fuerte operativo desde Arroyo Leyes hasta el Hospital de Niños de Santa Fe.

El bebé de tres meses ingresó sin signos vitales al hospital. Su padre llamó al 107 cuando detectó que el niño estaba muy mal. Se trata de una familia muy humilde que vive en una casa precaria y en la cual el menor habría enfermado por el intenso frío.

En principio, el detonante habría sido una broncoaspiración la que condujo al bebé a la muerte, derivada de las bajas temperaturas. Pero todo está en manos de los forenses que realizarán la autopsia.