Este jueves por la noche, en el Monumento a la Bandera, decenas de familias se manifestaron por mayor seguridad a raíz de la convocatoria de la familia de Joaquín Pérez, el arquitecto asesinado semanas atrás.

Con el desarrollo de la manifestación se hicieron presentes el gobernador Omar Perotti y el intendente de Rosario Pablo Javkin, invitados por la familia de Pérez. Con la llegada de los funcionarios, hubo personas que empezaron a proferir insultos y a fagocitar la expulsión de los mismos del lugar, lo que terminó ocurriendo con una evacuación de emergencia.

En Condenados al éxito, en diálogo con Rubén Gómez, brindó su testimonio Edgardo Orellano, padre de la víctima de la violencia en Rosario “Bocacha” Orellano. “Esto es caranchismo político, hay gente interesada en el beneficio propio”, señaló. “Lo llamativo fue que vinieron medios de Buenos Aires afines a Cambiemos, me parece que viene por ahí la mano porque lo atacaron tanto al intendente como al gobernador”. Orellano sostuvo que “hubo caranchismo y premeditación”, y pidió investigar la situación.

Acerca del gran problema de la inseguridad y la violencia, el integrante de la Asociación Civil Bocacha Orellano apuntó a la necesidad de una reforma de la Policía de Santa Fe. “Acá el problema es la policía. Los delincuentes no serían tan delincuentes si la policía no los dejara actuar”, cerró Orellano.

Escuchá la entrevista completa en Condenados al éxito:

.
.
.