El Índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) registró en junio una suba de 3,1 por ciento en relación a mayo pasado.

Según publicaron, la variación estuvo signada por los rubros alimentación, vivienda y servicios para la salud.

El 3,1% significa un leve retroceso en comparación con mayo pasado, cuando se había medido 4,2 por ciento.

Según la medición oficial difundida este miércoles, el rubro Alimentos y Bebidas tuvo en junio un incremento del 3,2 por ciento.

Los diputados de la oposición difundieron el martes el IPC Congreso, que arrojó un 2,9%. Según las estadísticas de los legisladores la inflación acumula el 27,1 por ciento en lo que va del año y el 45,3 por ciento si se toman los últimos doce meses.