Este jueves quedarán inaugurados los primeros surtidores de energía eléctrica sobre una autopista, en este caso la vía que une a Rosario con Santa Fe, en sus dos paradores: Timbúes y Arocena.

De esta manera, aquellos autos que ya son traicionados por esta fuente de energía “limpia” podrán realizar sus cargas tal como lo hacen aquellos otros impulsados por naftas o gas oil.

Con ello, la idea del gobierno provincial es “incentivar este tipo de movilidad y de autos que son amigables con el medio ambiente”, ya que no consumen ningún recurso natural no renovable; se trata de vehículos de los que ya hay disponibles en el mercado.

Para tal ocasión, el gobernador Miguel Lisfchitz encabezará una caravana que unirá a Santa Fe con Rosario, y ya en esta última localidad, asistirá a la entrega de una nueva flota para la EPE compuesta por vehículos impulsados 100% por energía eléctrica.