El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó al ex titular del Banco Nación en el macrismo, Javier González Fraga, y a los responsables de la firma Vicentin, Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, y pidió abrir una investigación por supuestas irregularidades en préstamos otorgados a esa empresa.

“Corresponde orientar la presente investigación en relación al ex titular del Banco de la Nación Argentina, Javier González Fraga, y a quienes fueron sindicados como responsables de la firma Vicentin, Alberto Padoan y Gustavo Nardelli”, sostuvo el fiscal al imputar en el caso, según el dictamen al que accedió Télam.

Pollicita aclaró que ello se resuelve “sin perjuicio de la responsabilidad penal que eventualmente les pueda corresponder a otros funcionarios y empleados del Banco Nación, funcionarios de distintos organismos del Estado Nacional e integrantes del grupo Vicentin”.

“Esto está circulando hace varias semanas y yo no le di importancia porque era un disparate. Yo todavía no estoy notificado, tengo entendido que todavía no estoy imputado, sino que simplemente hay una denuncia”, dijo en declaraciones radiales González Fraga, desconociendo cuál era en realidad su situación procesal.

La denuncia a la que se refiere Fraga se formuló a raíz de préstamos multimillonarios otorgados por el banco estatal a la empresa, actualmente declarada en cesación de pagos.

Sin embargo, el ex director del Banco Nación minimizó la situación con el argumento de que la denuncia le “parece que es una operación mediática”, de la que dijo desconocer “las razones”.

Sin embargo, en la presentación Pollicita sostuvo que “se desprende de la denuncia la posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma Vicentin S.A.”.

Esta situación “permitió a la empresa acumular una deuda con el banco de 18.500 millones de pesos, los cuales actualmente serían de cobro incierto puesto que la sociedad se encuentra en estado de cesación de pagos”.

Con respecto a la deuda de la empresa, González Fraga dijo que “lo que debe son dólares”. “Si tomamos los 300 millones, también es bueno recordar que en la época del gobierno anterior que terminó en 2015 tenía ya 170, o sea más de la mitad de los 300 se los habían dado en el gobierno anterior a Macri”, remarcó el ex titular del Nación durante la entrevista.

En el dictamen de Pollicita, se explica que Vicentin “se aboca esencialmente al rubro de los cereales y oleaginosas”, pero además “tiene inversiones en distintas actividades como la producción de biodiesel, algodón, ganadería, hilandería, etc., ubicándose entre las primeras empresas del país como consecuencia de un notable crecimiento que habría verificado entre 2015 y 2018”.

La investigación está a cargo del juez federal Julián Ercolini, a quien el fiscal pidió medidas de prueba.

Entre estas, según el dictamen, se requirió al juez que pida al Banco Nación copias certificadas de los “expedientes a través de los cuales tramitaron los préstamos solicitados por parte de la firma y del legajo del referido cliente, desde el año 2015 a la actualidad”.

También se solicitó que elabore un informe sobre el monto de la deuda, su composición, fecha de cada préstamo, cuotas canceladas, vencidas o no abonadas y garantías entregadas por la empresa, entre otros puntos.

Además solicitó que se convoque a declarar como testigo al actual director del banco, Claudio Lozano, y que aporte una copia certificada del “Primer Informe de Situación de la firma Vicentin”.

El lunes último, la empresa solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores, tras la cesación de pagos en la que cayó en diciembre último, cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por 350 millones de dólares y postergó esos pagos.