El cadáver de Marcela Maidana, la mujer de Recreo víctima de femicidio, fue exhumado para una segunda autopsia porque al fiscal no le cerraba la versión del forense que indicaba que la mataron de dos golpes.

La sorpresa fue mayúscula cuando el segundo informe descubrió que Marcela fue asesinada de un disparo que le ingresó por la nuca con salida por boca.

El dato, atroz como la terrible segunda sepultura que tuvo que afrontar la familia, cambia grandemente parte de la historia y llena de miradas al forense Pimpinella que no vio semejante ejecución.

Este jueves habrá más novedades.