La automotriz Honda decidió dejar de producir autos en la Argentina para concentrarse únicamente en el segmento de motos del cual es líder. La información, que será comunicada hoy al personal y al Gobierno, se oficializó anoche (hora argentina) durante una videoconferencia realizada desde Japón con las filiales regionales, especialmente en Brasil y la Argentina, durante la presentación del plan de inversiones para la compañía para los próximos años. El fin de la producción de este modelo no se debe a la coyuntura económica del país o de Brasil sino a un cambio estratégico de la compañía para la región.

La producción -explicaron en un comunicado- no cesará inmediatamente en la planta de la localidad bonaerense de Campana, donde trabajan unos mil empleados, sino que se hará a partir del 2020. El modelo que por el momento sale de ese establecimiento es el SUV H-RV, que también se produce en algunas versiones en Brasil.

El objetivo principal de su radicación en el país era la exportación hacia el mercado brasileño que, coincidentemente con el lanzamiento de la H-RV, entró en una fuerte recesión y demandó menos unidades de las esperadas. Se pensaban colocar el 70% de las unidades producidas. Este es uno de los motivos de esta decisión. También, la estrategia de la empresa de duplicidad de plataformas a ambos lados de la frontera no fue la mejor.

Las automotrices exitosas tienden a producir un modelo en un sólo país para exportar al resto. El otro factor que también incide en esta decisión es la caída del mercado argentino y la baja de competitividad local. De todas maneras, la decisión de esta automotriz contrasta con la de otras que mantienen la actividad y crecen, en el mismo contexto macroeconómico.