Viale FBC y Arsenal se veían las caras por primera vez en la historia en un torneo nacional. El partido, que tuvo todos los condimentos, terminó en una batalla campal.

Los 10.000 habitantes de la pequeña localidad de Viale, en Entre Ríos, se preparaban para vivir una verdadera fiesta de fútbol: por un lado, el dueño de casa, Viale FBC; y por el otro su primo, Club Atlético Arsenal. Ambos de la misma ciudad y asiduos rivales de la liga local, disputaban un histórico partido entre sí para abrir su participación en el Federal B, cuarta división de la AFA.

Ya desde el comienzo del encuentro, la pica más que afuera, estuvo adentro: cuando salieron los equipos, los visitantes -Arsenal- sacaron una bandera que caldeaba el ambiente: “Nosotros campeones, ustedes invitados…”, una provocación a la hora de mostrar cómo habían llegado ambos a jugar el torneo.

La cosa fue en aumento con el temprano gol de Diego Martínez, quien a los 3′ sentenció el marcador para darle el triunfo histórico a Arsenal en el estadio Leandro Cecotti del barrio La Loma. El juego, en cancha barrosa, continuó a puro roce (Pablo Rodríguez fue expulsado a los 40′) y cuando se jugaba el cuarto minuto de descuento, un topetazo inútil desató una batalla campal que obligó a la intervención de los 45 policías afectados al operativo.

El violento episodio al menos contó con la intervención de un ingenioso hincha, quien al presenciar la escaramuza se puso a interpretar el célebre tema de la película “Rocky”.

El partido fue suspendido, aunque en poco tiempo habrá revancha, donde habrá que ver cómo continúa la historia.