El juez federal de Campana Adrián González Charvay procesó este martes al histórico sindicalista portuario Herme Juárez y a su hijo Oscar. De los diez detenidos el jueves pasado por la Policía Federal, son los únicos dos que van a seguir detenidos.

El padre fue procesado como jefe de una asociación ilícita y por administración fraudulenta y lavado de activos. Además, el juez ordenó un embargo por 500 millones de pesos.

El hijo, en cambio, fue procesado como miembro de la asociación ilícita y también por administración fraudulenta y lavado de activos.

Según información que difundió el periodista del Tres Hernán Funes en el programa Telenoche los otros ocho involucrados inicialmente quedaron en libertad, aunque con diferente suerte procesal.

En una resolución de 270 páginas, fueron procesados pero seguirán la investigación en libertad Daniel Badía, hombre de confianza de Herme Juárez; los hermanos Damián Bunello y Pablo Bunello, gerentes de la Cooperativa del Puerto de San Martín; el agente marítimo Hernán López; y el abogado Ramón Jorge Jerez.

En tanto, fue dictada la falta de mérito en los casos del hermano de Herme, Iván Daniel Juárez (presidente de la cooperativa del puerto de San Lorenzo); Rubén Ramón Tévez, abogado y contador público y el ex intendente de San Lorenzo, José Luis Gómez.