Casi un año y dos meses después, el caso Rosalía Jara se reactiva por el hallazgo de restos fósiles y prendas de vestir en el arroyo Golondrina, a la altura del puente “el bonete”.

La PDI trabajó durante todo el domingo en la aparición de restos óseos que ya son analizados por el equipo forense. A la vez, el dato que podría acercarnos a Rosalía, la joven mamá de Fortín Olmos, es que (supuestamente) se halló una campera, pantalón y zapatillas coincidentes con lo que vestía la mujer al momento de su desaparición, aseguran medios norteños que se habrían contactado con familiares. No obstante, nada es certero hasta que se brinde un informe oficial, lo cual no ocurrió.

Este lunes, con la luz del día se retoma la búsqueda aunque en la noche se montó un campamento para proteger la escena.

Este domingo, unos cazadores que recorrían el campo de la familia Braida, a mil quinientos metros del arroyo detectaron los huesos que estaban enterrados. A las 19:45 se avisa a la policía y allí comenzó el gran operativo.

En otra oportunidad, los investigadores ya habían estado en el lugar cuando pescadores encontraron una bolsa con huesos, lo que fue descartado.

Ampliaremos.