El vecino de Llambi Campbell, Sergio Rolón, quien fue intensamente buscado durante tres meses, fue hallado sin vida en aguas del Río Salado.

Dos pescadores de Rafaela y Sunchales se sorprendieron al detectar el cadáver de un masculino flotando, quien fue identificado una vez que intervinieron las autoridades.

Personal de la Comisaría de Llambi Cambell y PDI tomaron detalles de la situación y arribaron a la conclusión de que las ropas de sujeto coinciden con la vestimenta de Rolón al momento de su desaparición. Además,  fue el hijo del metalúrgico el que tuvo que afrontar el duro momento de reconocer el cuerpo de su padre.

La hipótesis central apunta a una decisión personal pero igualmente se ordenó la autopsia del cuerpo para determinar las causas de la muerte.

Por último se pidió la realización de una autopsia para determinar los motivos de la muerte.